Gastronomía

Restaurante La Barbacanne & a-ha : Conjunción de estrellas en Carcassonne ( Francia )

¿Puede un restaurante de hotel con una estrella Michelin ofrecer un menú espectacular a un precio económico? El restaurante  La Barbacanne , en el Hôtel de la Cité de Carcasonne, sí.

Buen producto , genial puesta en escena, ambiente de ensueño…y de postre : ver pasar por delante a tu ídolo horas antes de uno de sus conciertos .Una experiencia única , emocionante e inolvidable.

Mi mejor experiencia gastronómica 2018 y uno de mis dias más felices de los últimos años.

El motivo del viaje

Quien me conoce bien, sabe que además de Galicia, los hoteles, y la Edad Media, otra de las grandes pasiones de mi vida es la música de a-ha. Un grupo de música noruego, que se hizo famoso en los 80 gracias a su hit “Take on Me” … Desde entonces ( y han pasado unas pocas décadas ) he recorrido media Europa con la excusa de ir a sus conciertos: Londres, Glasgow, Oslo, Berlin…..¡y los que vendrán!  Algún dia escribiré  mi particular diario como fan de a-ha : viajes, conciertos, emociones. Donde no faltarán la idílica semana  recorriendo Escocia en coche , la  irrepetible ruta a través de Noruega y Suecia, los paseos eternos por Londres…

El Hôtel de la Cité

El Hôtel de la Cité esta ubicado en la parte alta del núcleo antiguo de Carcassonne ( Francia ) . Es un hotel de 5 estrellas, clásico y  elegante en el que tuve ocasión de alojarme hace unos años durante un helador fin de semana de febrero. La ocupación no era ni mucho menos la de este pasado mes de Julio, en pleno festival de musica de Carcassonne. Por lo que , ademas de disfrutar del encanto de esa ciudad sin apenas turistas, en aquella primera ocasión también descubrí los recovecos del hotel.

Los días de concierto me gusta tener todo planeado y controlado, porque me pongo muy nerviosa y no quiero tener más preocupaciones que dejar pasar las horas hasta que toca por fin disfrutar.. El concierto era el 24 de Julio. Hasta el año pasado esa noche la pasaba siempre conectada a la TVG viendo los fuegos del Apóstol iluminando el cielo de Santiago. Este año, en lugar de retomar las celebraciones, me fui de concierto. Fue el destino: Las murallas de la ciudad de fondo, la luna llena en el cielo, y la voz de Morten Harket de banda sonora…#MomentoTop 

Este verano , cuando decidí (tarde) ir al concierto de mis a-ha, el hotel ya estaba completo, pero no así su restaurante. Cuando vi que había disponibilidad para reservar mesa el día del concierto, no me lo pensé… y menos cuando ví el precio.

Restaurante La Barbacanne

El restaurante del hotel conserva ese aire rancio de principios de siglo pasado, y su jardín, su aire romántico con un punto decadente. Como el día era idóneo para ello, los almuerzos se servían en la terraza del jardín. Pocas mesas repartidas bajo sendas sombrillas. Un servicio impecable . Unos platos, que bien merecen hacer el viaje de ida y vuelta en el día solo para volver a poblarlos ( Plan pendiente, para eso y para comprar unos cuchillos alucinantes de los que me enamoré y con los que obviamente no podía entrar al concierto ).

Por el módico precio de 39€ por persona ( maridaje y bebidas incluidas ) , este era el menú que nos dieron a elegir mientras probábamos la cerveza artesana local “Ciutat”

 

Y estos fueron los platos que degustamos…

Un día de julio. Un menú de lujo. Un romántico y acogedor jardín. Y…

Como colofón a la gran experiencia gastronómica , y como quedaban aun unas horas para el concierto ( que se celebraba justo al lado del hotel ), decidimos pasar la tarde ( y sosegar mis creciente estado de nervios ) tomando unos gintonics en el maravilloso jardín del hotel. Como era temprano pudimos escoger un buen sitio, un banco bajo un árbol, con unas vistas inmejorables  y panorámicas de todo el jardin.. de sus accesos.. y de toda la gente que por allí se paseaba… 

 

hasta que pasó ÉL… y durante unos segundos no hubo nada más en mi mundo que Morten Harket ( mi ídolo/amor platónico y cantante de a-ha) pasando por delante a unos metros de mi … No, no me acerqué… Seguro que el año que viene desde primera fila me armo de valor .

El concierto fue el colofón a una jornada de ensueño, que empezaba con la salida del Tour de Francia desde la ciudad, y terminaba con una sonrisa y el recuerdo de un almuerzo y un concierto inolvidables, mientras descendía feliz por el camino del castillo…“Don’t let your lifeline go….” 

 

Previous Post Next Post

Deja tu comentario

¡Gracias!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR