Fachada Restaurante Tragaluz, Barcelona (Foto Galicious)

Descubriendo el Restaurante Tragaluz en Barcelona.

En un pasaje tranquilo entre dos de las calles más emblemáticas de Barcelona , Paseo de Gracia y Rambla Catalunya, se ubica un moderno restaurante que llevaba muchos años en mi lista de pendientes. Y ahora que he ido por fin, no veo el momento de repetir la experiencia. Se trata del Restaurante Tragaluz.

No me pudo gustar más.

En mi reciente adquirida política personal de “no dejar de hacer cosas que me apetecen y disfrutar de cada segundo de mi vida”, hace unas pocas semanas se me planteó la necesidad de buscar un restaurante para ir a comer un sábado en Barcelona…Y me acordé del Tragaluz. Reservé a través de su web y allí me planté después de haber tomado un rápido aperitivo en la cercana Bodegueta de Provença.

El Tragaluz, rezuma “experiencia gastronómica diferente “desde que cruzas la puerta . Subes una escalera, que te lleva a acceder al restaurante atravesando la cocina. ¿Te parece original?  Pues cuando llegas a los diferentes espacios donde están ubicadas las mesas, aún te sorprendes más. Un enorme tragaluz hace de techo en este espacio típico entre edificios de esta zona del Eixample.

Nos asignaron una mesa muy chula. En la parte superior. Al lado de una barandilla. Quizá un pelín pequeña, pero compensaba el que estaba aislada y con unas vistas excelentes. Si hay algo que no soporto es tener que comer con otros comensales pegados a escasos metros de mí, solo para optimizar espacio en el local. Pues mira no. A mi este tipo de sitios no me gustan y los evito. En el caso del Tragaluz, comprobé que había suficiente espacio para poder mantener una conversación tranquila .. por muchos clientes que haya.

Si das un paseo por su web verás que está especializado en comida italiana, pero no es el típico sito al que ir a comer pizza, si no platos más elaborados. En cuanto al público, imagino que el que había ese día es una representación de su público habitual, compuesto por un porcentaje similar entre locales y turistas.

Mis expectativas eran bastante altas, dado las ganas que tenía que conocerlo y ese día en concreto me apetecía mucho comer gastronomía italiana.

Alguna muestra de los platos que probamos ( y que por cierto nos encantaron):

Me gustó todo mucho, pero en especial, tengo que mencionar el descubrimiento del vino albariño “Pazito”, de Bodegas Pazo Barrantes. Por un día me permití el lujo de acompañar mi almuerzo con algo de vino y éste me encantó. Muchisimo. Y no porque fuera gallego. Estaba realmente delicioso.

Como curiosidad y sin ánimo de entrar en polémicas, comentar que los perros son bienvenidos en el restaurante. Esto es algo que puede ser molesto para segun quien. A mi ,que estoy en proceso de superar poco a poco mi fobia, no me molestó el que tenia bajo una mesa cercana. Cierto es que estaba atado y ni se notaba. Obviamente, no me parecería normal que estuviera suelto entre las mesas. Ni en un restaurante, ni en una terraza. Directamente me hubiera levantado. Pero para gustos los colores. Igual que hay hoteles only adults, hay restaurantes pet friendly, y este por lo que ví es uno de ellos… Tenlo en cuenta por si te pasa como a mi.

En cuanto al servicio, si bien al principio fue muy rapido y eficiente, con el segundo,el postre y el café fueron un poco lentos de más. También es verdad que era un sábado a mediodía, todo hay que decirlo. Pero fueron muy agradables en todo momento. Y eso hay que reconocerlo.

En definitiva, me gustó tanto la experiencia que estoy deseando repetirla. No se cómo he tardado tantos años en conocerlo. Ahora que se lo bien que se come y el buen ambiente, muy barcelonés, no tardaré demasiado en repetir visita.

Al salir, tenía una cita con unos amigos en el Café de l’ Arquitecte, la cafetería del Hotel Casa Sagnier. Un lugar con mucho encanto y glamour y todo un descubrimiento para alguien a quien le apasionan los hoteles como a mi.

En definitiva, si te apetece un plan gastronómico y de compras en una de las zonas más interesantes de Barcelona, esta propuesta sería un plan perfecto ¿ no te parece? 

Restaurante Tragaluz
Pasaje de la Concepción, 5
08008 Barcelona
https://grupotragaluz.com/restaurantes/tragaluz/

tags:
¿Te ha gustado?¡Compártelo!
Mónica Castelao

Mónica Castelao

Necesito sentir para escribir. Me gusta escribir con el alma. Barcelonesa de nacimiento y gallega de sentimiento. Mis padres son los culpables de esta pasión por la tierra que los vio nacer. Y esa tierra, Galicia, es la que hace brotar mi particular forma de escribir. Profesora de Turismo y Marketing. Enamorada de Ribeira de Piquín.

Comentarios

Comentarios

Sobre la autora

Sobre la autora

Turismóloga reconvertida en Profesora de Turismo y Marketing | Bloguera | |Enamorada de Ribeira de Piquín | Fan de a-ha y de los gatos negros.